Contacta
Mi E-Mail

Blogroll

Archivo

Varios

Cartas desde Ningún Lugar

Reflexiones, textos y artículos de Arzakon (Albert Gallego)

Aviso

Este blog no tendrá nuevas entradas. Todos los posts han sido movidos al nuevo blog. Podéis leer el nuevo "Cartas desde Ningún Lugar" desde la dirección http://cartas.ningunlugar.net, o desde http://www.ningunlugar.net/cartas.
Perdonad las molestias que este cambio pueda ocasionaros.

Eihwaz

Publicado el 10/31/2006 por Albert Gallego

Tiene gracia la cosa. Este fin de semana pasado he estado en Barcelona, con la intención de visitar el Salón del Manga. En realidad, como no soy lo suficiente Otaku como para resistir esas masas enfurecidas cazando fotos de pardillos disfrazados de sus héroes.
Veinte minutos. No resistí mas. Solo compré el Fanzine de Marmotfish Studio (donde participaba Arroyo), y solo porque vi el stand de pasada, mientras estaba buscando a Hak. Previendo mi falta de entusiasmo manganimero, me compré los comics de la semana en Girona, antes de coger el tren hacia Barnacity: 1602 -tomo recopilatorio Marvel Essentials- y El Vigía -creo que es un Marvel Monster... todos estos tomos en tapas duras me parecen iguales.
Bàsicamente, en el Saló no compré nada. No tuve tiempo. Vi unas figuritas de Yuffie Kisaragi muy monas, pero no creí conveniente asumir un precio superior a diez €uros para ellas. Lo que si me compré, fuera del saló, en la Estació de Sants, fue un colgante.
Hace años que busco un colgante con el caduceo que refleje mi pasión por la mitología griega. El que tenia se deformaba con demasiada facilidad y al final acabó partiéndose. Mi sorpresa fue encontrar un colgante que, aun no ser del caduceo, me interesara: Eihwaz.
Siempre me ha gustado el simbolismo, así que cuando me leí La Fraternidad de Eihwaz, de César Mallorquí, quedé anonadado por el significado de algo tan simple como un garabato. Si bien en el libro de Mallorquí, dicha Fraternidad no es algo precisamente benigno, cabe tener en cuenta que Eihwaz (también llamada "Eoh") solo es un símbolo, cuyas interpretaciones están sujetas al contexto en el que se la use. Por lo general, es un símbolo positivo, análogo a la archiconocida Ave Fénix: Eihwaz es la muerte vista como una fuente de vida. Se grababa en los arcos celtas, de madera de tejo -árbol asociado a la runa- por lo que se le consideraba un "amuleto" que protegía a los cazadores -que matan para dar vida, comida, a su pueblo.
Vale a decir que una interpretación perversa de ese símbolo también es posible. César Mallorquí usa esta runa muy bien, conservando su interpretación correctamente y desdibujando a propósito la intención de esta interpretación. No quiero revelar nada de uno de los libros que mas marcaron mi adolescencia. Es una lectura altamente recomendada, una apasionante novela de aventuras para chicos de 14-18 años.
Eihwaz ahora cuelga de mi cuello. Y cada vez que note su peso pensaré en los libros de Mallorquí que tanto me gustaron. No pensaré en la Fraternidad en concreto, pero si en sus libros. También recordaré la interpretación que le doy yo al símbolo: los cambios traumáticos, el sentir morir una parte de tu vida, vienen seguidos de una nueva vida.

Creative Commons License
Este blog está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinObrasDerivadas 2.5.