Contacta
Mi E-Mail

Blogroll

Archivo

Varios

Cartas desde Ningún Lugar

Reflexiones, textos y artículos de Arzakon (Albert Gallego)

Aviso

Este blog no tendrá nuevas entradas. Todos los posts han sido movidos al nuevo blog. Podéis leer el nuevo "Cartas desde Ningún Lugar" desde la dirección http://cartas.ningunlugar.net, o desde http://www.ningunlugar.net/cartas.
Perdonad las molestias que este cambio pueda ocasionaros.

Sobre el Ateismo

Publicado el 3/22/2006 por Albert Gallego

Me gustaría hacer un comentario sobre artículo sobre el ateismo en el blog de Martínez Soler.


Dicho artículo es una traducción del "Atheism is a legacy worth fighting for" (El ateismo es un legado por el que luchar) que recomiendo leer.


No voy a negar nada de lo que pone. Es mas, estoy de acuerdo en bastantes cosas con el autor (por no decir todas). Solo quería exponer una pequeña conclusión después de haber leído el artículo y seguir un poco con el tema, que encuentro muy interesante.


La ética religiosa intenta, por lo general, establecer una autoridad, fuente de la moral, ajena al individuo. Diría que la ética religiosa mira de "distanciarse" de la moralidad. Dios es quien dicta qué es lo que está bien y qué no lo está. Los hombres (y las mujeres) solo podemos esperar actuar "como Dios manda", pero no somos responsables de tales valores, excepto bajo los ojos del Todopoderoso: si actuamos bien, nos recompensará. Si actuamos mal, solo él (como determinador de lo que es bueno y de lo que es malo) puede juzgarnos. Si causo una barbaridad en nombre de Dios... ¿Quien es el juez para decirme que soy culpable, cuando yo aseguro que Dios guía mi mano?


La ética atea (considero ética atea a aquella ética que no mete a Dios en medio, sin importar las creencias de los individuos) no espera recompensa ni castigo. Yo hago las cosas bien porque sé que se hacen así. En la ética atea no se precisa una autoridad ajena para endosarle la responsabilidad de nuestros actos.


La etica religiosa puede esconderse de sus actos, poniendo a Dios como instigador de los mismos, aunque también puede poner a Dios como coaccionador para conseguir seguir en el buen camino ("si haces eso, Dios te mandará al infierno"...)


Que quede clara una cosa: no estoy cargando contra los creyentes. Estoy cargando contra los que usan la religión para esconder o disminuir la importancia de sus actos o declaraciones. Léase Bin Laden, Jorge Arbusto y según que declaraciones
de Su Santidad sobre tendéncias sexuales.


Por cierto, busco pastafaris por aqui...


Ramén.

Creative Commons License
Este blog está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinObrasDerivadas 2.5.