Contacta
Mi E-Mail

Blogroll

Archivo

Varios

Cartas desde Ningún Lugar

Reflexiones, textos y artículos de Arzakon (Albert Gallego)

Aviso

Este blog no tendrá nuevas entradas. Todos los posts han sido movidos al nuevo blog. Podéis leer el nuevo "Cartas desde Ningún Lugar" desde la dirección http://cartas.ningunlugar.net, o desde http://www.ningunlugar.net/cartas.
Perdonad las molestias que este cambio pueda ocasionaros.

Animorphitis

Publicado el 11/29/2005 por Albert Gallego

Hace algun tiempo ya que dejé en este blog un artículo sobre la falta de tacto de los editores españoles al dejar de publicar animorphs e ignorar la voz de los fans, que pedíamos que siguiera con la edición.
Ahora quiero hablaros directamente de animorphs.
Animorphs es una colección de libros juveniles ambientados en una ciudad americana (castellano e inglés) cuyo nombre, aun no sea mencionado, se sospecha que es Chicago.
Los protagonistas son una troupe de chicos de la misma edad (indefinida entre 12 y 18) que reciben el poder de transformarse en cualquier animal que tocan de las manos de un extraterrestre. Este poder lo deben usar para detener una invasión de otra raza alienígena de ladrones de mentes.
El argumento lo es todo excepto original. Lo que si es original es que se trate con tantísima profundidad los personajes (hasta el punto de conocerlos por sus expresiones -"Vamos allà", "esto es de locos"- o sus inquietudes -"Debo dar ejemplo","Porque tengo que matar para no morir?","soy humano?") y que los argumentos de cada libro (tratados como capítulos largos en toda la historia) sean tan dispares, diferentes y entretenidos.
Estos chicos han llegado a ir al Polo Norte y al Cretáceo (no busqueis este nombre en un atlas...), incluso a planetas lejanos como el planeta Leera o el Iskort. Pero la mayoría de sus misiones son dentro de su propia ciudad. En el Centro comercial, en la escuela, en la playa o la reserva natural que la rodeaba. En ocasiones incluso bajan al mismísimo infierno, el estanque yeerk.
Lees los libros y te das cuenta de que tu vas cambiando a medida que también lo hacen los personajes. Son solo niños, pero se ven forzados a madurar y a participar en una guerra que no querían y de la que la mayoría de la gente no sabe nada.
Son espectaculares.
Desde el primer momento te sientes identificado con cada uno de los personajes. Jake es la responsabilidad, Cassie la moralidad, Marco el que se refugia de los problemas riendo, Rachel se desahoga a base de adrenalina y Tobías ha encontrado en la Lucha un motivo por el que vivir.
Pasan de ser unos chicos que solo pensaban en videoconsolas y comics a ser un comando militar. Pero no pierden el contacto con su vida anterior, lo que casi les lleva al borde de la locura. "Vamos, terminemos lo mas rapido posible con esta invasión que yo tengo que estar en casa a las nueve y mañana tengo examen de biología".
Pero ante todo, me gustan los problemas que tienen. Rachel vive como se le desintegra la família. Marco ve que su família casi nunca estuvo unida. Jake ve como su propio hermano quiere matarlo. Cassie sufre por cada Hork-Bajir muerto en combate. Tobias es el que menos tenía y el que mas ha perdido.
Animorphs... Os invito a entrar en asterisco y registraros como anifans. Podreis leer la colección... pronto completa.
It's all in your hands...

Carta sobre la Causalidad

Publicado el 11/08/2005 por Albert Gallego

(Voy a por tí, Hak)
La causalidad es la creencia en que de una causa se deriva un efecto. Acercar la mano al fuego es la causa que provoca el efecto de quemarse.
Esto es falso, puesto que es una generalización debido a la costumbre creada después de quemarse repetidas veces. Generalización porque se pasa de unos echos concretos (“me quemé anteayer, me quemé ayer y me he quemado ahora mismo”) a unos echos generales (“Siempre que acerque mi mano al fuego me quemaré).
Un ser humano no vé conexión entre el acto de acercarse al fuego y el acto de quemarse. Solo ve eso: dos actos distintos que suelen ir juntos en el espacio y el tiempo. El humano no vé la causalidad, la aprende a base de repetirla.
Ahora bien, enumerar muchos casos no basta para enunciar una Ley Universal. Para eso se deberían enumerar todos y cada uno de los casos posibles. Me explico: No por saber que el Hierro y el Cobre son metales con la propiedad de ser sólidos uno está facultado por decir que es propiedad del metal ser sólido, puesto la aparición de un solo caso de metal líquido (el mercurio, por ejemplo), desbarataria todo su edificio intelectual.
Algo así sucede si se quiere dar por sentada la causalidad. Para enunciar una Ley Universal, se deberían enumerar todos los casos posibles en que esta ley interviniera. Esto es totalmente imposible. Nunca estaremos al 100% seguros de enunciar algo de manera taxativamente Universal, puesto que solo lo haremos en base al pasado, pero no tendremos la certeza absoluta de que estos casos se repitan necesariamente en un futuro.
Coges una piedra y la tiras. Puedes formular una Ley Física sobre la trayectoria curva de su trayecto. Coges otra y la tiras también. Observas similitudes. Lo haces una tercera vez. A la ciento cincuenta y cuatro quizás te veas en condiciones de decir que la causa de tirar una piedra con fuerza hace que la piedra “aterrize” unos metros mas allá. Pero no ves esa causalidad. Solo la intuyes por extensión a otros casos parecidos. Nada, salvo la costumbre, legitima a decir que en tu siguiente tiro de piedra, esta se comporte como esperas, de la misma manera que nada legitima a decir que el siguiente metal que mires después del hierro y el cobre siga siendo sólido.
Así pues, sostengo que la causalidad no es mas que una categoría mental que el sujeto aplica al objeto. En otras palabras, que quien intenta comprender el mundo ya está acostumbrado a intentarlo comprender desde un punto de vista causal. Esto es enormemente util para el dia a dia.
Alguien podría sostener que el no tener impresión sensible o intelectual de algo como la causalidad solo demuestra que el hombre no puede acceder a ella y solo puede intuirla, pero que perfectamente podría existir de manera exterior e independiente al sujeto.
Vale. Aceptemos avion como material de oficina y este particular como posible.
Pero sinceramente, creo que es querer hacer del universo un ente autoconsciente (vamos, que sostener lo de la posibilidad de la causalidad independiente al ser humano es equivalente a creer en Dios).
Veamos que ocurre si aceptamos dicha premisa: también se acepta con ella la imposibilidad de demostrar la certeza o la falacia de la misma. Se desprende de la definición, puesto que el hombre no puede percibir dicha causalidad...
Es posible, no digo que no. Pero yo no lo creo así. Sí, no lo creo así. Como he dicho, es algo imposible de demostrar, y como tal, entra dentro de la categoría de creencias personales, al lado de la de Dios y la de si la Luna está hecha de queso o no. De echo, puede asimilarse la idea de causalidad a la idea de un dios panteista muy simplement.
No creo que sea algo irrebatible, porque sencillamente también es insostenible desde el punto de vista racional.
Con todo mi amor...
Arzakon

Creative Commons License
Este blog está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinObrasDerivadas 2.5.