Contacta
Mi E-Mail

Blogroll

Archivo

Varios

Cartas desde Ningún Lugar

Reflexiones, textos y artículos de Arzakon (Albert Gallego)

Aviso

Este blog no tendrá nuevas entradas. Todos los posts han sido movidos al nuevo blog. Podéis leer el nuevo "Cartas desde Ningún Lugar" desde la dirección http://cartas.ningunlugar.net, o desde http://www.ningunlugar.net/cartas.
Perdonad las molestias que este cambio pueda ocasionaros.

Crítica a la psicohistória

Publicado el 8/22/2005 por Albert Gallego

La psicohistória es una ciencia fictícia, según la cual el comportamiento de la sociedad humana puede determinarse mediante cálculos estadísticos, prediciendo así el futuro mas posible. Asimov fué el autor de Fundación y, por lo tanto, también el de la psicohistoria.

Se suponía que la psicohistória trazaba el camino de los acontecimientos históricos hasta llegar al presente, se ramificaba en las distintas opciones en las que la sociedad podía dirigírse, siendo una mas provable que las demás.
Las premisas para que las predicciones psicohistóricas se cumplieran eran las siguientes:
  1. Que sus predicciones hagan referencia a un numero suficientemente elevado de personas, para evitar "individualidades" impredicibles.
  2. Que la gente a la que se somete a análisi sea totalmente ignorante del resultado (creer que algo va a pasar modifica ya el comportamiento)
  3. Que no surgiera ningún imprevisto de carácter individual (por ejemplo algun caudillo carismático que sublevara el ejército)
En Fundación, Hari Seldon, descubridor fictício de la psicohistoria, predice la caída del Imperio Galáctico. Gracias a su psicohistoria y a su astúcia, establece una fundación dependiente de la capital en el confín de la Galaxia. Cuando el Imperio empieza a caer, la Fundación se hace fuerte y empieza a comandar el resurgimiento de un nuevo Imperio.
Seldon dejó las cosas de una manera que los dirigentes de la Fundación se encontraran con algunas crisis a lo largo de su expansión, crisis que se agravarían hasta que la unica solución posible se provocara por si misma.
El problema es que en los libros esto no sale reflejado. Asimov era un maestro del suspense, por lo que dejó a toda la población ignorante de lo que en realidad pasaba y de que manera se solucionaría la crisis. Siempre alzaba a un salvador (Salvor Hardin, Hober Mallow...) que giraba el asunto. Queda muy dramatico, pero va en contra de las mismas leyes de la psicohistoria, donde uno no puede actuar individualmente sin desbaratar todo el Plan.
Hari Seldon, siempre hablando del mundo fictício de Fundación, comparó la humanidad con un gas complejo: El trayecto de una molécula es impredicible, pero el de la nube de gas sí que se puede predicir. El problema surge cuando se traslada a la humanidad... porque en este caso sí que un individuo puede modificar -y modifica- fácilmente la sociedad.
Las decisiones del Alcalde de Terminus, aún estar presionado por la sociedad en general, no dejan de ser decisiones individuales e impredicibles.
¿Que hubiera pasado si durante las dos primeras Crisis de Seldon Salvor Hardin no hubiera estado allí?
Creo que ni Asimov lo sabe.

Creative Commons License
Este blog está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinObrasDerivadas 2.5.